Amsat-CE​ - Eduardo Cruz Coke 389 oficina C, Santiago, Chile. - Teléfono + 56 22 699 2771

El Proyecto CESAR

AMSAT-CE está diseñando y construyendo cinco satélites, para ser empleados por los radioaficionados de todo el mundo, que permitirán efectuar una serie de experimentos científicos en el campo de las comunicaciones digitales, así como estudios gravimétricos y orbitográficos.

 

De estos cinco satélites, uno será el prototipo de ingeniería, tres serán unidades de vuelo, y el restante se usará para comprobar o replicar en tierra el funcionamiento de las unidades que estén en el espacio.

 

AMSAT-CE también ha impulsado la instalación de tres estaciones terrenas, en Iquique, Temuco y Pto. Montt.

 

Italo Mazzei CE3LD y Roberto Ramírez CE3CT en laboratorio de Amsat-CE en Calera de Tango.

Características técnicas

 

El satélite es de tecnología MICROSAT.

 

Tiene la forma de un cubo de 23 cm por arista.

 

Las frecuencias de recepción del satélite estarán en la banda de 145 MHz (5 canales) y en 1.575 MHz (GPS).

 

Las frecuencias de transmisión del satélite estarán en la banda de 436 MHz (2 canales).

 

La modulación será FSK (AX.25 9,6 kbps) o FM de banda angosta.

 

La estabilización magnética será mediante imanes permanentes.

 

Tendrá freno magnético (la rotación debida al spin fotónico será frenada mediante siete barras de acero al hidrógeno, que cortarán líneas de fuerza del campo magnético terrestre).

 

La vida útil estimada es de 10 años.

 

La masa será de 12 kg, aproximadamente

 

El periodo será de 100 minutos (eso es unas 14 revoluciones al día).

 

La plataforma del satélite está constituida por 5 módulos hechos de aluminio espacial AL6061-T6.

 

La energía eléctrica se almacenará en una batería Saft NiCd, conformada con 8 pilas de 7 Ah c/u.

 

Las celdas solares serán Spectrolab, de triple juntura (GalnP2-GaAs-Ge), o similares.

Aportes del Proyecto CESAR-1 al País

 

Los satélites de AMSAT-CE se sumarán a los proyectos ya emprendidos por la Fuerza Aérea de Chile (FASAT) y por la Universidad de Chile (SUCHAI), pero tienen como característica principal que son los primeros que se están diseñando y construyendo íntegramente en el país, lo que constituye un enorme desafío, y un aporte científico y tecnológico.

Entre los beneficios que el país y la radioafición podrán obtener de los satélites de AMSAT-CE se destacan:

 

- Educación (interesar a los jóvenes por las radiocomunicaciones espaciales)

- Apoyo en situaciones de emergencia

- Experimentación científica (en el bastidor para experimentos)

- Impulso a una industria aeroespacial nacional

- Experimentación con Internet

- Unidad de la radioafición nacional, y

- Reconocimiento internacional para el país.

Escolares en curso de radioaficionados en R.C. Prov. Iquique

Experimentos

 

El satélite CESAR-1 tendrá cinco experimentos (E) principales:

 

E1 Un transpondedor digital entre dos estaciones terrenas, para ser usado en tiempo real, durante el lapso en el que ambas estén siendo iluminadas por el satélite (radio-paquetes en AX.25 a 9,600 kbps).

 

E2 Un transpondedor digital entre dos estaciones terrenas, para ser usado en tiempo diferido, como buzón electrónico de mensajes (Store & forward con radio-paquetes en AX.25 a 9,6 kbps).

 

E3 Una repetidora análoga que permitirá unir a dos estaciones terrenas que estén siendo iluminadas por el satélite, para retransmitir audio (voz) en tiempo real, en modo FM.

 

E4 Comunicación entre dos repetidoras terrestres, con enlace hacia el satélite, que permitirá llamados a gran distancia, pero temporales, a estaciones portátiles de baja potencia (voz, FM, acceso en 147 MHz), y

 

E5 Un receptor GPS a bordo, que recolectará información para investigaciones gravimétricas y orbitográficas.

 

La órbita del CESAR-1 será baja, polar y heliosincrónica (a unos 800 km de altura).

En todo caso, dado el tiempo transcurrido, es posible que haya que modernizar tanto algunos de los experimentos como la parte electrónica considerada para los mismos. 

Costo del Proyecto y su Financiamiento

 

El costo del proyecto, en dinero, asciende a unos USD 700 mil (necesario para la construcción de cinco satélites, lanzamiento de uno, implementación de dos estaciones de comando y control, y de tres repetidoras terrestres).

 

De ese monto, alrededor de USD 300 mil ya han sido aportados por auspiciadores externos, y por socios de la fundación AMSAT-CE.

 

Sin embargo, aún no hemos podido lograr el financiamiento de los USD 400 mil restantes.

 

Adicionalmente, y de manera conservadora, estimamos que el proyecto requiere unas 36 mil horas hombre de directivos y especialistas.

 

Gran parte de esas 36 mil horas ya han sido o están siendo aportadas voluntariamente por los socios de AMSAT-CE.

 

Esencialmente, los recursos monetarios que aún faltan se necesitan para financiar las celdas solares del CESAR-1, contratar servicios profesionales para terminar la construcción de lo que está pendiente, y cubrir los costos de las pruebas y del primer lanzamiento.

Estado del proyecto

 

Si bien se trata de un proyecto de radioaficionados, no deja de corresponder a un proyecto profesional y complejo.

 

Pero los más de 20 años que llevamos trabajando -sin llegar a la meta- han agotado a algunos de nuestros socios, y ello ha generado una escasez de voluntarios.

 

No ha sido fácil terminar el primer satélite -que debió haber volado a fines de los 90-, porque en Chile aún no existe suficiente conciencia respecto de las posibilidades que ofrece la actividad espacial al país.

 

A pesar de ello, la construcción del CESAR-1 se encuentra bastante avanzada (más del 70%):

 

-       Se encuentran construidas 5 estructuras mecánicas de satélites.

 

-       Están terminados 8 transmisores de UHF, y alineados en sus frecuencias de trabajo.

 

-       Están terminadas las fuentes de poder.

 

-       Los receptores tienen un avance del 90%.

 

-       El experimento GPS tiene un avance del 70%.

 

-       En el OBC con su EDAC y RAM disk falta afinar el software.

 

-       Concluyó la coordinación internacional de frecuencias en la UIT, pero hoy habría que reactivarla, por el tiempo transcurrido.

 

-       Faltan, sí, las celdas fotovoltaicas, el ensamble en Chile y las pruebas finales (que probablemente se harán en Brasil).

 

-       También hay que reactivar la obtención del lanzador.